Reprueba México en educación online

Redacción

México es el país peor calificado en educación en línea, principalmente por el alto costo de acceso a internet y la falta de computadoras, de acuerdo con un análisis que compara a los 30 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y con datos de diversos organismos internacionales.

La evaluación que realizó la consultora en educación en línea Preply muestra que los mexicanos pagan 30.36 euros en promedio por el acceso a internet, tarifa similar a la de naciones como Noruega o Austria, muestran datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

En Canadá se destinan alrededor de 22 euros por internet; en Dinamarca, 26 euros, y en Turquía, 15 euros, es decir, la mitad de lo que se paga en México.

“Entre más bajo sea el precio para tener acceso a internet, será mayor la población que considere participar en cursos en línea. Por lo tanto, el costo de banda ancha es determinante para el aprendizaje electrónico”, indica

Además, México es el país que menos paga a los maestros, con una tarifa promedio de 3.26 euros, debajo de Chile, donde es de 6.09 euros, y en Estados Unidos, donde es cuatro veces mayor, sumando 15.78 euros, muestran datos del Economic Research Institute.

Para conocer la accesibilidad a la educación por internet de los estudiantes se consideró la disponibilidad de computadoras en casa, donde México tuvo el menor porcentaje de todas las naciones, con 44.3%, de acuerdo con datos de la OCDE.

En este rubro, Chile tiene 60% de acceso a dispositivos; España, 78.4%. Países Bajos lidera este segmento, con 97.6%

“Las personas con computadoras u ordenadores privados tienen mayores facilidades para acceder a la educación en línea”, explica la consultora.

Lenta respuesta

Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI), dijo que estos resultados muestran una paradoja, pues a diferencia de otros rubros, México es de los países de la OCDE que más invierte y con peores resultados en la prueba Pisa sobre capacidades e infraestructura educativa.

“El gobierno ha tardado muchísimo en llevar la conectividad a las aulas y con la pandemia ha tardado en desarrollar plataformas digitales, por lo que tuvo que hacer una alianza con las televisoras”, subraya Bravo.

El gobierno tuvo cinco meses para desarrollar una estrategia más amplia para contemplar hogares con conectividad para darles una mejor experiencia de teleaprendizaje.

En el país, la proporción del PIB per cápita invertido en educación es de 29.7%, lo que coloca a México a mitad de la tabla de las 30 naciones analizadas.

Aprendizaje remoto

Fernando Gutiérrez, director de la División de Humanidades y Educación del Tec de Monterrey Campus Estado de México, comentó que los estudiantes prefieren clases presenciales.

El World Internet Project Mexico, que dirige Gutiérrez, realizó en mayo un estudio que analizó la percepción de clases que tomaron en línea y destacó que 63% de niveles medio, medio superior y superior preferían las clases convencionales.

“El 75% decía que cuenta con equipo y tecnología necesarias, pero no tenía percepción positiva, se sentían alejados de la comunidad de aprendizaje”.

Estudiantes en el mundo tienen la oportunidad de tomar cursos a través de plataformas de internet, mediante las cuales profesores comparten material e información, videos explicativos, dan clases en tiempo real y realizan evaluaciones en línea, teniendo acceso a la llamada educación a distancia.

Una de las plataformas internacionales, llamada Distance Learning Portal, fue utilizada por la consultora para comparar la cantidad de cursos disponibles para cada país, encontrando que los estudiantes estadounidenses tienen acceso a 9 mil 303 cursos a distancia, mientras que en México hay 82 clases en línea.

Otros países bien posicionados en este segmento son Reino Unido, con 4 mil 281 cursos, y Australia, con 3 mil 94.

“Una amplia variedad de oportunidades educativas a distancia indica que hay facilidades para el acceso y amplio interés en la educación digital. Estos datos indican los países líderes en el camino hacia el e-learning”, destaca.

Carril de baja

Respecto a la accesibilidad de internet, se analizó la velocidad de banda ancha, que en México es de 38.2 megabytes por segundo, por debajo de países como Chile, donde la velocidad es de 103.6 megabytes por segundo, lo que coloca al país sólo por encima de Turquía y Grecia.

“Si la velocidad de internet es más rápida, las oportunidades de participar en clases exclusivamente en línea son más altas y de mayor calidad”, explica en su estudio Preply.

Mientras que si la velocidad de internet móvil es rápida, es más grande la posibilidad de formar parte del e-learning sin importar el lugar.

En este rubro, México alcanzó una velocidad de 30.8 Mb por segundo.

Leave A Comment