Estudiante desaparece en Puebla, su celular da ubicación en Tenancingo

Familia sospecha que Nadia podría ser víctima de explotación sexual en Tlaxcala desde su desaparición en 2017

Rogelio Sánchez

Han transcurrido 3 años desde que Victoria Rosales Camacho se despidió por última vez de su hija Nadia Guadalupe Morales Camacho, en ese entonces de 17 años, estudiante de preparatoria y cuyo nombre permanece a la fecha en el listado de personas desaparecidas en la ciudad de Puebla.

Sin embargo, de acuerdo a Victoria Rosales, su hija podría ser víctima de explotación sexual en el municipio de Tenancingo, conocido como cuna de la trata de personas, ya que, una semana después de su desaparición, el celular de Nadia envió señal de ubicación en dicha demarcación localizada al sur de Tlaxcala.

Información que fue ignorada por las autoridades poblanas quienes descartaron que Nadia tuviera perfil de probable víctima de trata de personas y hasta el momento las autoridades de ambas entidades no han generado información al respecto.

La última vez que Victoria Rosales vio a su hija fue la mañana del 27 de octubre de 2017 cuando la menor abordó la ruta 5 de camino a la escuela “Gabino Barreda” en la capital de Puebla, en cambio no ingresó al plantel.

Su expediente quedó asentado en la Carpeta de Investigación 17407/201/ZC la cual no incluyó alerta amber aunque no se definieron las bases para activar dicho protocolo.

Del mismo modo, a pesar de los diversos operativos aplicados en la región sur de Tlaxcala, durante los cuales se ha logrado el rescate de víctimas de explotación de tipo sexual, no se han presentado a la fecha indicios del paradero de Nadia Guadalupe quien actualmente tendría 20 años de edad.

Leave A Comment