Hoteles sufren desplome inédito en sus ingresos y despiden personal: Inegi

Redacción

Los hoteles y moteles que operan en México reportaron un desplome sin precedentes en sus ingresos durante abril pasado, el primer mes de El Gran Confinamiento que ocasionó el coronavirus (Covid-19), situación que los obligó a despedir personal y recortar sueldos.

Los ingresos de estos establecimientos se hundieron 67% en comparación con abril de 2019, de acuerdo con los recientes resultados de la Encuesta Mensual de Servicios del Inegi.

Se trata de la disminución más profunda desde que hay información disponible, a partir de enero de 2009.

Significa también el décimo primer mes consecutivo en que los ingresos del sector hotelero se reducen, debido a que vienen cayendo desde junio del año pasado.

Desde antes de la irrupción de la pandemia del coronavirus, estos negocios ya estaban recibiendo menos ingresos por los problemas de inseguridad, la pérdida del mercado norteamericano, la caída de la economía mexicana, la falta de promoción, el sargazo en el caribe, entre otros hechos.

Sin embargo, el declive turístico se profundizó este año a partir de que los gobiernos restringieron la movilidad de las personas, para reducir los efectos del coronavirus, sumado a la recesión económica mundial, de acuerdo con el Centro de Investigación y Competitividad Turística (Cicotur) Anáhuac.

Los hoteles establecidos en los 70 principales destinos del país reportaron una ocupación de apenas 2.8% durante abril, un mínimo histórico que contrasta con la tasa de 63% alcanzada un año antes, según el Sistema de Monitoreo DataTur de la Secretaría de Turismo (Sectur).

Además, México recibió apenas 777 mil turistas extranjeros en abril, siendo el menor volumen de visitantes desde que hay cifras disponibles, a partir de enero de 1980.

Esta cifra equivale a una quinta parte de los turistas extranjeros que llegaron al país un año antes, cuando arribaron más de 3.62 millones en abril de 2019, señalan los resultados de las Encuestas de Viajeros Internacionales del Inegi.

Al no poder llenar los cuartos disponibles ante la emergencia sanitaria, los hoteles que permanecieron abiertos aplicaron el mayor recorte de tarifas de los últimos 11 años.

A escala nacional, los hoteles redujeron sus precios en 3.8% durante abril frente a marzo del presente año, tratándose del segundo mes consecutivo a la baja y la disminución más pronunciada desde mayo de 2009, revela información del Inegi.

El titular de la Sectur, Miguel Torruco, pidió a los hoteleros no malbaratar los destinos como Cancún y Riviera Maya, después de la reapertura de Quintana Roo y las promociones lanzadas por empresarios para atraer turistas.

“En materia de turismo receptivo es el momento en que hoteleros de destinos como Cancún y Riviera Maya apuesten a la exclusividad y no a la masividad. Rebajar tarifas sería malbaratar la joya de la corona. Reconozco que es un sacrificio, pero en el mediano plazo dará sus frutos”, publicó en su cuenta de Twitter el 23 de junio.

Ante el desplome de sus ingresos por la crisis sanitaria, varios hoteleros comenzaron a cerrar sus negocios de manera temporal o permanente, lo que ocasionó el despido de personal y un recorte de salarios.

El personal ocupado en estos establecimientos se redujo 3% en abril, siendo la primera disminución desde octubre del año pasado, indica el sondeo de servicios del Inegi.

Al mismo tiempo, los hoteles recortaron 9.4% las remuneraciones promedio pagadas a sus empleados, tratándose del segundo mes consecutivo a la baja.

Las remuneraciones consisten en los salarios, sueldos, prestaciones sociales y utilidades pagadas al personal que labora en estos negocios, sean de planta o eventuales.

Debido a los estragos del coronavirus, los hoteles, aerolíneas, agencias de viaje, restaurantes y otros establecimientos que producen bienes y servicios turísticos en México puede perder una cuarta parte de sus empleados y quedarse con sólo 3.1 millones este año, tras ocupar a 4.1 millones durante 2019, anticipa el Cicotur.

Sin embargo, el director del centro, Francisco Madrid, advierte que la pérdida de empleos puede ser mayor, debido a que la estimación no considera un escenario donde las empresas quiebren.

Noticias

TELEFONO ROJO

POR JOSE UREÑA La alianza Va por México se zancadillea sola Parece un juego contra sí misma. Una

Leer más »

EL CRISTALAZO

POR RAFAEL CARDONA La vida como rencilla; la arena del mundo Inferior en notoriedad al pleito anterior, en

Leer más »

Síguenos en redes