Cae exnovia de Epstein por tráfico sexual

Redacción

La británica Ghis- laine Maxwell, acusada por la justicia estadounidense de colaborar con el financista Jeffrey Epstein en el tráfico sexual de jovencitas, fue acusada ayer de seis delitos tras ser arrestada en el estado de New Hampshire, en el último episodio de un escándalo que salpica a la familia real británica.

La fiscalía del distrito sur de Nueva York acusó a Maxwell, la exnovia de Epstein de 58 años, de dos delitos de conspiración para persuadir a menores de que viajen para cometer actos sexuales ilegales entre 1994 y 1997.

También fue inculpada de dos delitos de conspiración y transporte de menores con la intención de que cometan actividad sexual ilegal, y de dos delitos de obstrucción de la justicia, por mentir bajo juramento. Si es hallada culpable, Maxwell enfrenta una pena máxima de cadena perpetua. En esos cuatro años Maxwell “facilitó, asistió y contribuyó al abuso de chicas menores de edad por parte de Jeffrey Epstein, entre otras cosas ayudando a Epstein a reclutar, preparar y finalmente abusar a víctimas conocidas” de ambos, menores de 18 años, señala el texto de la inculpación.

Maxwell y Epstein tenían “un método”: invitaban a adolescentes vulnerables al cine, a hacer compras y les preguntaban por la escuela y su familia, dijo Audrey Strauss, fiscal interina del distrito sur de Nueva York, en una conferencia de prensa.

“Les hacían sentir que tenían una deuda con Epstein”, dijo. A veces Maxwell participaba en el abuso sexual de las adolescentes, algunas de apenas 14 años, incluido en masajes sexuales; a veces sólo miraba, añadió la fiscal.

Maxwell fue arrestada sin incidentes en Bradford, New Hamp-shire. Luego compareció ante una jueza local a través de una conexión de video que fue transmitido telefónicamente a periodistas y al público. La jueza decretó que debe permanecer detenida y ser transferida a Nueva York, donde fue inculpada. “Recientemente nos enteramos de que estaba escondida en una magnífica residencia en New Hampshire, donde seguía viviendo una vida de privilegio, mientras sus víctimas viven con el trauma que les fue provocado hace años”, dijo Bill Sweeney, jefe del FBI en Nueva York, a periodistas.

Epstein, quien se declaró no culpable, se suicidó a los 66 años en una prisión de Nueva York en agosto pasado, donde aguardaba su juicio por tráfico sexual de menores. Varias de las acusadoras de Epstein dijeron que Maxwell, hija del fallecido magnate de los periódicos Robert Maxwell, era quien mantenía una red de jovencitas para satisfacer los placeres sexuales del financista y varios de sus amigos ricos y famosos.

La fiscal de Nueva York Audrey Strauss insistió en su deseo de entrevistar al príncipe Andrés de Reino Unido sobre su amistad con Epstein. La fiscalía acusa al príncipe Andrés de no querer cooperar con la investigación, aunque éste lo niega. El príncipe, de 60 años, rechaza haber tenido relaciones sexuales con una joven de 17 años que le habría conseguido Epstein.

La joven, Virginia Giuffre, asegura que fue traficada para tener sexo con Epstein y sus amigos, y contó que tuvo relaciones sexuales con el príncipe en la casa londinense de Maxwell en 2001.

El segundo hijo varón de la reina Isabel II se vio obligado a abandonar sus tareas reales debido a la indignación general que provocó una entrevista suya con la BBC a fines de 2019 en la cual defendió su amistad con Epstein.

El financista era amigo de muchas celebridades, incluido el presidente Donald Trump.

Noticias

TELEFONO ROJO

POR JOSE UREÑA La alianza Va por México se zancadillea sola Parece un juego contra sí misma. Una

Leer más »

EL CRISTALAZO

POR RAFAEL CARDONA La vida como rencilla; la arena del mundo Inferior en notoriedad al pleito anterior, en

Leer más »

Síguenos en redes