La IA y su crecimiento en el campo de la medicina

Redacción

Desde la década de los 50, una vez finalizada la II Guerra Mundial, el panorama mundial se empieza a ver polarizado por dos superpotencias que comenzarán una de las carreras tecnológicas más apasionantes de la historia de la humanidad: la de la inteligencia artificial. Hasta entonces, la inteligencia artificial permanecía como territorio exclusivo para escritores y cineastas que en sus ensoñaciones y ficciones confeccionaba mundos gobernados por la inteligencia artificial (IA). Sin embargo, pronto dejó de estar vetado a los científicos e investigadores.

Mucho ha llovido desde entonces y mucho ha sido también lo que la Inteligencia Artificial ha avanzado en estas dos décadas de siglo abriéndose paso a la vida cotidiana de la población y al mundo empresarial. Su uso se está aplicando en multitud de disciplinas como el análisis de datos (Big Data). Pero ¿qué es la inteligencia artificial (IA)?

La inteligencia artificial es una enorme rama de la informática que se ocupa de construir máquinas inteligentes que son capaces de realizar tareas que usualmente necesitan inteligencia humana para realizarse. La IA es una ciencia interdisciplinaria con muchos enfoques. Como hemos mencionado, los avances en el aprendizaje automático y el aprendizaje profundo están generando un cambio de paradigma en todos los sectores de la industria tecnológica, médica y farmacéutica.

La Inteligencia Artificial y la medicina

El futuro de la práctica médica “estándar” podría llegar antes de lo previsto. A través de los avances en inteligencia artificial (IA), parece posible que los días de diagnósticos erróneos y tratamiento de los síntomas de la enfermedad, en lugar de su causa raíz, se dejen atrás. La acumulación de datos generados en clínicas y almacenados en registros médicos electrónicos a través de pruebas comunes e imágenes médicas permite más software de inteligencia artificial y medicina basada en datos de alto rendimiento como el desarrollado por Dezzai. Estas aplicaciones han cambiado y seguirán cambiando la forma en que los médicos y los investigadores abordan la resolución de problemas clínicos y sin duda reformulará las relaciones entre los médicos y los pacientes.

¿Qué hace que un algoritmo sea inteligente?

De manera similar a cómo se educa a los médicos a lo largo de años de estudios de medicina, haciendo asignaciones y exámenes prácticos, recibiendo calificaciones y aprendiendo de los errores, los algoritmos de IA también deben aprender a hacer su trabajo. En general, algunos de los trabajos que pueden realizar los algoritmos de IA son el reconocimiento de patrones y voz, el análisis de imágenes y la toma de decisiones. Sin embargo, los humanos necesitan decirle explícitamente a la computadora lo que buscarían en la imagen que le dan a un algoritmo.

Entre las herramientas novedosas en el desarrollo de soluciones modulares que involucran a las compañías farmacéuticas, a la administración y al paciente se encuentra Dezzai. La compañía cuenta con gran experiencia en el terreno de la IA. Sus innovadoras soluciones tecnológicas combinan la recopilación de información con la organización de conceptos y la visualización de datos. Este motor de conocimiento funciona como un buscador para médicos proporcionando todos los conocimientos y fuentes de información registrados de documentos clínicos. El Sistema extrae y estructura la información relevante para cada búsqueda resultando ser una herramienta perfecta para todas aquellas empresas, instituciones y servicios que aspiren a una mayor eficiencia y productividad.

Aunque los beneficios salten a la vista, somos conscientes de que todavía hay mucha gente que desconfía de su implementación en la práctica diaria de la disciplina sanitaria. La pregunta habitual es qué ocurrirá con el trato al paciente, si su médico de toda la vida dejará de atenderle en la consulta. Nada más lejos de la realidad. La IA, como herramienta que es, siempre va a necesitar a alguien que la emplee. El médico será el encargado de introducir los datos que haya extraído tras la consulta en el programa y la IA se encargará del resto ayudando en la toma de decisión que siempre será de los profesionales.

Por un lado, entre las ventajas de Dezzai, encontramos una innovadora plataforma encriptada que ofrece la posibilidad a los médicos de intercambiar opiniones y conocimientos con la tranquilidad de que es un espacio completamente seguro. Por otro, todos sabemos lo difícil que es estar actualizado en un mundo en el que la información circula a raudales, por eso otra de las ventajas que la IA ofrece es la capacidad de organizar miles de documentos para seleccionar la información relevante que el médico necesite.

Definitivamente, la aplicación de la IA al ámbito de la Medicina y la Salud es una innovación muy reciente. Prueba de ello son los estudios realizados por el Joint Research Centre (JCR) junto con la US demuestra su crecimiento e implementación en el ámbito sanitario. Este estudio pionero avala su aplicación y resalta sus beneficios sociales y éticos.

En conclusión, la IA facilita el trabajo médico acelerando diagnósticos y dejando más tiempo al profesional para atender a sus pacientes de manera más personalizada. Es innegable que esta tecnología ha entrado con fuerza y está revolucionando el trabajo médico en su conjunto. Para hacernos una idea de su alcance, basta con echar la mirada atrás y preguntarnos cuánto hubiera ayudado una IA en la gestión hospitalaria de la pandemia.

Leave A Comment