En duda la huelga de hambre del artista cubano Luis Manuel Otero

Redacción

El artista y disidente cubano Luis Manuel Otero Alcántara fue ingresado a un hospital de La Habana, tras más de siete días de estar en huelga de hambre, informó la Dirección Provincial de Salud capitalina.

El líder del Movimiento San Isidro (MSI), de 33 años, llegó al Hospital Calixto García de La Habana “con un diagnóstico de inanición voluntaria referida”, indicó la institución.

Aseguró que “no se constatan signos de desnutrición” y que Otero Alcántara presenta “parámetros clínicos y bioquímicos normales”. La dirección también señaló que el artista llegó al hospital “en transporte sanitario, en estado consciente y deambulando sin dificultad”.

Más tarde, la televisión estatal cubana divulgó imágenes de la entrada al hospital del artista, que camina desde la ambulancia por su propio pie con asistencia del personal sanitario.

La cadena detalló los resultados de sus análisis clínicos y aseguró que no corresponden con una semana de deshidratación y ayuno, por lo que puso en duda la huelga de hambre y sed del paciente, que se encuentra en observación.

Se desconoce, de momento, cómo las autoridades sacaron al opositor de su domicilio en el popular barrio de San Isidro, donde permanecía atrincherado y declarado en huelga de hambre desde el sábado 24 de abril.

El noticiero estatal de la tarde mostró imágenes de cuando Otero llegó en la madrugada, aún a oscuras, al hospital.

La organización defensora de la libertad de expresión Freedom House solicitó en un tuit “evidencia de la integridad física de Otelo”.

La embajada de Estados Unidos en Cuba se pronunció por la protección de Otero.

“Como todos los cubanos [Otero Alcántara] merece ser tratado con dignidad y respeto”, refirió la representación diplomática, al instar “a las autoridades a que protejan su bienestar en este momento difícil. Hemos visto informes de que está hospitalizados y su estado estable. Instamos a las autoridades a que protejan su bienestar en este momento difícil”, demandó.

Un día antes, Julie Chung, titular interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, pidió al gobierno cubano tomar medidas para proteger la vida de Otero.

El canciller del Arzobispado de La Habana, monseñor Ramón Suárez Polcari, explicó que el disidente, con quien se acababa de reunir, estaba “en condiciones paupérrimas” y agotado. El gobierno cubano acusa al artista de tratar de manipular la situación política y de estar financiado desde el exterior.

 

Leave A Comment

Síguenos en redes

Noticias Destacadas