Cosas de espías e hipocresías

por Rafael Cardona

Hasta muy lejos se escucha el chasquido de las vestiduras rasgadas. ¡Dios mío!, el gobierno ha espiado a periodistas en el país donde sus asesinatos ni siquiera se investigan.

Una vez a lomos del Pegaso israelí, los lamentos se extienden porque en los años anteriores se usó el sistema de mitológico nombre para el caballo alado, con fines más allá de la seguridad nacional, concepto vago, difuso y casi siempre acomodaticio a las necesidades del gobierno en turno.

El espionaje, nos parezca justo o injusto, legal o ilegal, es una de las principales herramientas de la política. No se puede gobernar sin información y no toda se obtiene de la lectura de los diarios.

Por eso este gobierno creó su propio centro de inteligencia. Inteligencia, para estos fines, es sinónimo de información.

Y todo se escucha y todo se sabe.

¿Si no, de dónde salen los videos contra los enemigos del régimen? ¿O los videos contra los amigos o hermanos del régimen? Puro espionaje, pura información.

Tan antiguo como las raíces de la civilización. Leamos los “Números” (editado):

13 y Jehová habló a Moisés, diciendo:

2 envía tú hombres que reconozcan la tierra de Canaán, la cual yo doy a los hijos de Israel; de cada tribu de sus padres enviaréis un varón, cada uno príncipe entre ellos.

3 y Moisés los envió desde el desierto de Parán, conforme a la palabra de Jehová; y todos aquellos varones eran príncipes de los hijos de Israel…

17… Los envió, pues, Moisés a reconocer la tierra de Canaán, diciéndoles: Subid de aquí al Neguev, y subid al monte,

18 y observad la tierra cómo es, y el pueblo que la habita, si es fuerte o débil, si poco o numeroso;

19 cómo es la tierra habitada, si es buena o mala; y cómo son las ciudades habitadas, si son campamentos o plazas fortificadas;

20 y cómo es el terreno, si es fértil o estéril, si en él hay árboles o no; y esforzaos, y tomad del fruto del país. Y era el tiempo de las primeras uvas.

21 Y ellos subieron, y reconocieron la tierra desde el desierto de Zin hasta Rehob, entrando en Hamat.

22 Y subieron al Neguev y vinieron hasta Hebrón; y allí estaban Ahimán, Sesai y Talmai, hijos de Anac. Hebrón fue edificada siete años antes de Zoán en Egipto.

…y dieron la información a ellos y a toda la congregación, y les mostraron el fruto de la tierra…No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros.

La historia de México no sería igual sin los espías:

“…y para saber la verdad mandó Cortés apartar dos de los tlascaltecas que parecían más hombres de bien, y confesaron que eran espías de Xicohténcatl (Xicoténcatl) , y todo a la fin que venían; y Cortés les mandó soltar, y tomamos otros dos, y ni más ni menos confesaron que eran espías; y tomárnosle otros dos ni más ni menos, y más dijeron, que estaba su capitán Xicohténcatl aguardando la respuesta para dar aquella noche con todas sus capitanías en nosotros; y como Cortés lo hubo entendido, lo hizo saber en todo el real para que estuviésemos muy alerta, creyendo que había de venir, como lo tenían concertado; y luego mandó prender hasta diez y siete indios de aquellas espías, y de los se cortaron las manos y a otros los dedos pulgares…”

Así pues, no jueguen al espanto. No es para tanto, aunque las buenas conciencias se escandalicen. Los toros pegan cornadas y los gobiernos espían. Como los ciudadanos.

El cornudo a su mujer y la mujer el celular y el jefe a los empleados y el gobierno a los periodistas. ¿Y?

Es cierto, esto viola los Derechos Humanos, pero a estas alturas de la vida, hay de violaciones a violaciones.

¿Por cierto, donde están los medicamentos oncológicos infantiles?

Leave A Comment

Síguenos en redes

Noticias Destacadas