Advierten crisis climático- humanitaria en México y Centroamérica

Redacción

Las amenazas medioambientales que se intensifican constituyen “el desafío más importante para el ejercicio de los derechos humanos, advirtió este lunes la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien aludió a la situación en Centroamérica y México.

En la apertura de la 48 sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y a pocas semanas de la conferencia mundial sobre el clima COP 26 de principios de noviembre, Bachelet reclamó una “acción climática más ambiciosa” y dejar de ignorar la gravedad y los impactos del cambio climático en regiones como Centroamérica y México.

“La región del Corredor Seco, particularmente en Guatemala, El Salvador y Honduras, es un gran ejemplo del impacto del cambio climático en la pobreza, el desplazamiento y los derechos humanos fundamentales. La disminución de las lluvias y el aumento de los huracanes están creando una crisis humanitaria de rápida evolución”, señaló.

Recordó que de acuerdo con la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, “se estima que casi 8 millones de personas sufrirán inseguridad alimentaria aguda en 2021 en el norte de Centroamérica, y casi 8.3 millones de personas necesitan asistencia humanitaria, un aumento del 60% desde principios de 2020. El Banco Mundial ha estimado que si no se toman medidas para prevenir los efectos del cambio climático, 3.9 millones de personas en Centroamérica y México podrían verse obligadas a abandonar sus hogares para el 2050”.

“Restaurar los ecosistemas del Corredor Seco y reconocer los derechos de sus habitantes es una manera de apoyar sus medios de subsistencia y prevenir el desplazamiento”.

“Las crisis interdependientes vinculadas con la contaminación, el cambio climático y la biodiversidad multiplican las amenazas, amplificando los conflictos, las tensiones y las desigualdades estructurales, y volviendo a las personas cada vez más vulnerables”, declaró.

“Al intensificarse, esas amenazas medioambientales constituirán el desafío más importante para el ejercicio de los derechos humanos de nuestra era”, afirmó, y pidió a los políticos que pasen a la acción.

Bachelet subrayó que esta “triple crisis planetaria”, en gran medida provocada por la acción del hombre, ya tiene un impacto amplio y directo sobre toda una serie de derechos humanos, como “los derechos a una alimentación adecuada, al agua, a la educación, a la vivienda, a la salud, al desarrollo e incluso a la vida”.

La contaminación “es la causa de una de cada seis muertes prematuras”, destacó.

Bachelet enumeró una lista de crisis ambientales como, entre otras, la hambruna en Madagascar, la desertificación en el Sahel, la escasez de recursos hídricos en Oriente Medio, los incendios en Siberia y California y las inundaciones en China y Alemania.

“Abordar la triple crisis ambiental mundial es un imperativo” y es “alcanzable”, dijo.

Bachelet abogó además para que los países concedan visas humanitarias a quienes se ven forzados a abandonar sus países por la degradación del medio ambiente.

“Los visados humanitarios deben ser considerados cuando adaptarse (a los cambios medioambientales) ya no es posible en los países de origen” indicó.

Leave A Comment

Síguenos en redes

Noticias Destacadas