El nuevo y versátil robot cuadrúpedo de Keybotic

Redacción

Un nuevo robot, impulsado por la victoria de su creador en la competición internacional de robótica DARPA Subterranean Challenge dentro de la modalidad Virtual Competition, ha despertado mucha expectación. Son pocos los casos de programadores y robotistas trabajando en solitario que son capaces de derrotar a grupos.

El certamen lo organizó la DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa, dependiente del Departamento de Defensa de Estados Unidos).

Esta edición del certamen se centró en robots capaces de operar en entornos subterráneos. Las ediciones previas se centraron en otros tipos de robótica y de escenarios.

La DARPA fue creada por el gobierno de Estados Unidos en 1958. El proyecto más conocido desarrollado por esta agencia fue ARPANET, precursora de la actual internet.

En la modalidad principal (Systems Competition) del certamen, varios equipos de robotistas compitieron entre ellos mediante sus robots, a través de varias fases en fechas distintas y en escenarios físicos preparados por la DARPA para la ocasión. La meta de la larga competición fue completar retos subterráneos con un nivel de dificultad creciente, demostrando sobre todo la capacidad de exploración. En esta modalidad, el equipo que logró el Primer Premio, de 2 millones de dólares, fue el CERBERUS, dirigido por Kostas Alexis, ahora en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología y antes en la Universidad de Nevada en Reno, Estados Unidos.

En la modalidad Virtual Competition, los equipos participantes se centraron solo en desarrollar software y algoritmos utilizando modelos virtuales de sistemas, entornos y terrenos para competir a través de simulaciones, que incluían diversos sucesos, escenarios y misiones de exploración. Uno de los equipos participantes fue el Dynamo, integrado por una sola persona: el ingeniero Hilario Tomé, de Barcelona. Pese a tener que trabajar sin ayuda de nadie más, Tomé logró imponerse a todos los demás rivales y obtuvo el Primer Premio de esta modalidad, de 750.000 dólares.

El galardón obtenido significa que el diseño de Hilario Tomé constituye la mejor solución para afrontar los retos planteados y que un robot diseñado de este modo es capaz, entre otras cosas, de encontrar supervivientes y objetos vitales en galerías subterráneas, túneles y cuevas.

Con el dinero del premio, Tomé saca ahora adelante su proyecto de crear una empresa de robótica. La nueva empresa, Keybotic, ha comenzado a funcionar dentro de la incubadora de Barcelona Activa, una iniciativa de apoyo a nuevas empresas.

Keybotic está orientada al desarrollo de tecnología propia para la creación de un robot de cuatro patas plenamente autónomo con aplicación inmediata a trabajos de muy distintos tipos en empresas. Este robot se podrá comprar o alquilar a un precio asequible por cualquier empresa.

Keybotic presentará su primer prototipo en el mes de marzo del próximo año y ya tiene previsto realizar pruebas piloto en diferentes empresas e instituciones.

Este robot podrá, de forma totalmente autónoma y sin interacción humana, confeccionar mapas en 3D, realizar inspecciones en espacios con riesgo potencial para las personas, facilitar la logística en diferentes industrias y ayudar a los servicios de seguridad en la vigilancia de grandes superficies, entre otras aplicaciones. También podrá utilizarse para buscar personas entre los escombros de edificios derrumbados o en espacios peligrosos, evitando que tenga que entrar un equipo humano de rescate.

Leave A Comment

Síguenos en redes

Noticias Destacadas