‘Una familia peculiar’: Un drama para hacerte reír

Una familia que gasta 15 mil euros en la cremación de su madre, en la que el padre trabaja en una sex shop por la noche, la hija mayor tiene tics nerviosos y la menor huele siempre huele a vinagre porque todo el tiempo es atacada por los piojos, es el retrato que hace la joven Sophie Reine en su cinta Una familia peculiar (Cigarettes et Chocolat Chaud)

Como parte del Tour de Cine Francés de 2017, el filme narra cómo después de quedar viudo, Dennis Patar (un entrañable Gustave Kervern) debe hacerse cargo de sus dos hijas, la responsable y madura Janine y la excéntrica Marcredi; a pesar de ser buen padre, Denis vive desvelado por sus dos trabajos y olvida un par de veces recoger a sus hijas de la escuela; por ello, una asistente social le obliga a hacer un curso para ser un padre responsable.

A partir de aquí veremos cómo la cinta se divide en mostrar los retratos de la familia cuando el padre tiene que lidiar con el curso impuesto por el gobierno, sus dos empleos, una hija que prefiere las luchas al ballet y otra que además de vivir atacada por innumerables tics nerviosos, tiene que hacer frente a esa ola que se le viene encima llamada adolescencia. Aquí vale la pena destacar las actuaciones de Héloïse Dugas y Fanie Zanini como las hijas, quienes aportan el toque de magia y risas a la cinta.

A pesar de que las ciscunstancias y la historia de los Patar son por demás deplorables, con una trabajadora social amenazando con separarlos, su joven directora muestra su precariedad no a través del cristal de la tragedia, sino con cariz cómico y conmovedor para de paso, hacer una sutil crítica a los sistemas sociales de su país.

A ritmo de David Bowie, Denis irá saliendo de la burbuja de fantasía en la que viven él y sus hijas para enfrentar la muerte de su mujer, su nueva realidad como viudo y madurar para Janine y Marcredi.

Al final el caos de su vida se convertirá en un circo en el que los piojos se venden, las cabras-leones desaparecen y las luciérnagas viven casi para siempre. Cambio y fuera.