La Secretaría de Cultura ha sentado las bases para una política cultural más justa y democrática: Frausto Guerrero

·        Comparece la Secretaria de Cultura ante las Comisiones Unidas de Cultura y Cinematografía, y de Radio y Televisión, de la Cámara de Diputados

Redacción

Con avances en diversos proyectos como Cultura Comunitaria, reconstrucción del patrimonio dañado por sismos, diversificación de apoyos para creadoras y creadores y revitalización de las lenguas indígenas, entre otros, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México ha sentado las bases para una política cultural más justa y democrática.

Así lo afirmó la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, al comparecer ante las Comisiones Unidas de Cultura y Cinematografía, y de Radio y Televisión, de la Cámara de Diputados, como parte de la Glosa por el Segundo Informe de Gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En la reunión, realizada de manera virtual, afirmó que los trabajos, que siguen los lineamientos del Plan Nacional de Desarrollo y el Programa Sectorial de Cultura han profundizado la labor territorial.

Puso por ejemplo a Cultura Comunitaria, que mantiene 329 Semilleros creativos –grupos de creación colectiva- que atienden a más de 11 mil niñas, niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad. Este programa realizó alrededor de 5 mil actividades culturales con la participación de 1.8 millones de personas en más de 500 municipios de 32 entidades del país.

Las labores no pararon aun en contingencia sanitaria, dijo Frausto Guerrero; Cultura Comunitaria tuvo la capacidad de transformarse y trabajar a distancia en los lugares donde había conexión a internet y, en donde no la había, las y los docentes continuaron el trabajo de los Semilleros creativos, entregaron materiales, fomentaron ejercicios de convivencia y creatividad entre las familias.

La encargada de la política cultural del país destacó la labor de descentralización de la cultura, así como la buena relación con las entidades del país y respecto al Apoyo a Instituciones Estatales de Cultura (AIEC), dijo que pasó de 160 millones de pesos (mdp), en 2019, a 320 mdp, en 2020. Aunque este rubro no tuvo recursos asignados en el Presupuesto de Egresos de la federación 2020, la Secretaría de Cultura hizo un esfuerzo presupuestal reduciendo gastos administrativos para cumplir con el compromiso.

Como parte del Pacto Nacional por la Cultura, planteado entre la federación y las entidades estatales, se acordó flexibilizar el uso del AIEC para apoyar económicamente a las comunidades creativas afectadas por COVID-19. Estados como Chiapas, Tabasco, Oaxaca, Yucatán y Sonora, entre otros, destinaron la mayor parte del recurso al apoyo directo a las comunidades culturales de sus territorios.

Sobre el Sistema de Apoyos a la Creación y Proyectos Culturales (Fonca), comentó que su transformación será con todas sus convocatorias y no afectará las mejoras implementadas, entre ellas la evaluación entre pares y la insaculación universal de los jurados, un cambio que ha permitido que 6 de cada 10 personas hayan recibido una beca por primera vez, “se acabó la entrega discrecional de apoyos”, enfatizó. De igual forma, dijo, se seguirán impulsando mecanismos por la equidad en número de mujeres beneficiarias.

Ante las legisladoras y legisladores, Frausto Guerrero reiteró que el compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador para la desaparición de los fideicomisos se cumplió sin afectar a las comunidades artísticas beneficiadas. Afirmó: “contamos con los recursos para seguir apoyando a los creadores de México sin intermediarios”.

Respecto a FIDECINE y FOPROCINE, dijo, cumplirán a cabalidad con los compromisos adquiridos; en tanto que el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) cuenta con las atribuciones legales para apoyar directamente a la industria cinematográfica nacional. De igual forma, la comunidad continuará siendo parte de los comités de evaluación, para asegurar el fomento al cine de calidad y su total independencia creativa.

Preservación del patrimonio cultural

En cuanto al apoyo a las lenguas indígenas, destacó los trabajos realizados en conjunto con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) para promover que el Año de las Lenguas Indígenas se convirtiera en el Decenio de las Lenguas Indígenas. Los objetivos, propuestas y mecanismos de trabajo se encuentran en la Declaración de los Pinos, Chapoltepek.

Para preservar, difundir y promover el uso de las lenguas originarias, por primera vez se ha impulsado el trabajo creativo de los cineastas indígenas y afromexicanos, y la Red Nacional de Bibliotecas Públicas recibe de forma inédita más de 400 acervos en lenguas indígenas.

Alejandra Frausto Guerrero recordó que se han entablado acciones para frenar la apropiación cultural y así defender los derechos patrimoniales de las culturas originarias. El ejemplo más reciente es el diálogo con la diseñadora francesa Isabel Marant. “Nos pronunciamos por una nueva manera de consumo: ética, respetuosa y que reconozca el derecho de las comunidades creadoras, porque no se puede privatizar el bien común” y agregó: “No nos cerramos al mundo ni al mercado global, sino que decimos: compra original, no compres copias y homenajes en donde los creadores originales no estén invitados”.

En materia de protección y rescate del patrimonio cultural, informó que actualmente, de los 2,340 inmuebles afectados por los sismos del 2017, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ya se ha entregado el 45% y el 27% está en ejecución, además de otros 321 inmuebles que son atendidos por el Programa Nacional de Reconstrucción.

A esto, dijo, es necesario sumar los inmuebles afectados por el sismo de junio 2020 en Oaxaca: 13 zonas arqueológicas y 117 monumentos históricos, 11 de ellos con daños severos; además de la atención integral a la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, que no había recibido mantenimiento integral en al menos 20 años.

 

Contigo en la distancia

Este año, marcado por la contingencia sanitaria por la presencia de COVID-19, comentó, ha sido fundamental que la cultura se adaptara a nuevas plataformas digitales, que permitieran mantener la interacción entre artistas, creadores y sus públicos.

Como respuesta inmediata ante el confinamiento, la Secretaría de Cultura desarrolló la campaña Contigo en la Distancia, que tuvo como eje de difusión y promoción la plataforma del mismo nombre.

La producción cultural no paró. El 25 de marzo, “creamos la plataforma digital Contigo en la Distancia… que ha sido la ventana a la diversidad cultural y lingüística del país, donde más de 80 instituciones públicas y privadas se sumaron para que la cultura llegara a cada casa. Cuenta ya con una audiencia de 10 millones, con 10 mil contenidos generados en un 80% durante la pandemia”, comentó la Secretaria de Cultura.

Gracias a ello, mencionó: “Hemos ganado terreno digital como nunca antes. La pandemia nos permitió acelerar la digitalización de nuestros contenidos y adaptar el quehacer artístico a los nuevos medios. El Festival Cervantino, por ejemplo, aumentó su público de 400 mil a más de 5 millones de personas. Gracias a este terreno virtual ganado, millones de personas pudieron visitar museos en todo el país y recorrer espacios que parecían imposibles”.

Además, la comunidad artística se unió y promovió los mensajes “Quédate en casa”, difundió las medidas para el cuidado de la salud en lenguas indígenas, ofreció un gran número de contenidos especiales para las audiencias digitales, entre otras acciones de colaboración.

“La cultura ha demostrado su poder humano y universal: música, literatura, danza, pintura, cine nos han ayudado en el encierro. La cultura nos ha abrazado cuando nadie más pudo hacerlo”, afirmó.

En este contexto, el apoyo económico para las comunidades culturales fue sin precedente: la Secretaría de Cultura sumó 78 millones de pesos para 24 nuevas convocatorias por la contingencia sanitaria. Además, con el presupuesto federal entregado a los estados, se impulsaron 247 convocatorias estatales, apoyando tanto a artistas en solitario o en grupo, como a espacios y proyectos de reactivación; sin olvidar las que impulsaron la creatividad de las personas y familias que se quedaron en casa. Esto, además de seguir otorgando sin suspensión o recortes becas y estímulos a la creación del Sistema de Apoyos a la Creación y Proyectos Culturales (Fonca) y en EFIARTES y EFICINE, así como los apoyos del IMCINE.

Agregó que se puso en marcha la versión en línea de TELAR, el primer registro nacional de agentes culturales en la historia de México; ha logrado la inscripción de 26 mil agentes culturales de todo el país. Con base en esta información, en el contexto de la emergencia sanitaria, el Presidente incluyó al sector cultural en los “Créditos de 25 mil pesos a la palabra”, otorgados a través de las Secretarías de Bienestar y de Economía. Se han entregado casi 13 mil de estos apoyos a agentes culturales en muy diversas especialidades y áreas de trabajo.

Es importante mencionar que a través de TELAR se identificó que más de la mitad de las y los agentes culturales perciben un salario mínimo, o menos, al mes, por lo que Alejandra Frausto Guerrero hizo un llamado a las y los legisladores para encontrar de manera conjunta mecanismos que permitan dar seguridad social a este sector. Desde la Secretaría de Cultura, dijo, se trabajan distintos modelos con el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Otro tipo de apoyo en el marco de la contingencia sanitaria fue el ofrecido a las personas trabajadoras del sector salud, quienes pudieron hospedarse en el Complejo Cultural Los Pinos.

Comentó también que, una vez que las condiciones sanitarias lo permitieron, la reactivación cultural dio inicio; personas que a través de los medios digitales tuvieron por primera vez la oportunidad de acercarse a un museo o a un teatro, ahora, con estrictos protocolos de higienización y cuidado de la salud, respetando los semáforos estatales, pueden ir a recintos de la Secretaría de Cultura para disfrutar de exposiciones, teatro, zonas arqueológicas, arte clásico, contemporáneo, tradicional y más, entre ellas se encuentra la exposición El París de Modigliani y sus Contemporáneos, con la que reabrió sus puertas el Palacio de Bellas Artes.

Y no sólo en territorio nacional, el poder de la cultura mexicana también se ha mostrado en el mundo, por ejemplo, con la apertura de las exposiciones “Los Olmecas y las culturas del Golfo de México”, en Museo del Quai Branly – Jacques Chirac, en París; “Aztecas”, en el Museo Etnográfico de Viena, y “Remedios Varo Constelaciones”, en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires “son embajadoras de primer nivel”, agregó.

Respecto Chapultepec: Naturaleza y Cultura, Alejandra Frausto Guerrero recordó que se trata de un proyecto prioritario del Gobierno de México, que permite construir alianzas duraderas entre la sociedad, la comunidad cultural y los tres niveles de gobierno, así como un diálogo de frente al mundo. Apostar al futuro en una época de parálisis es lo que alienta un proyecto como éste, que reinventa la ciudad desde la cultura. Un proyecto de justicia urbana, cultura e igualdad.

“Lo decimos sin cortapisas: el proyecto Chapultepec, Naturaleza y Cultura es radicalmente incluyente. Tendremos más bosque para más personas”, dijo.

Expuso también que, como parte de esta iniciativa, se realiza una inversión histórica en la red de museos y espacios escénicos de los institutos nacionales de Bellas Artes y Literatura, y de Antropología e Historia.

Cencalli, casa del maíz y la cultura alimentaria será el espacio que mejor refleje el binomio “naturaleza y cultura”, al poner en valor el ciclo natural de la alimentación como forma de construcción social, será una casa para los guardianes del maíz y para las formas más vanguardistas de producción estética relacionadas con la tierra, explicó.

Antes de concluir, Alejandra Frausto Guerrero, agradeció a las y los legisladores por la aprobación del presupuesto 2021 para el sector cultura.

“En todos los procesos críticos, como los que estamos atravesando, donde la humanidad parece frágil y a la deriva, el arte emerge con fuerza y muestra espíritus sólidos, dispuestos a luchar por la sobrevivencia”, concluyó la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto.

Leave A Comment