SIN MAQUILLAJE

POR ALFREDO LA MONT

SALUD/GWEN CORTÉS FERNÁNDEZ

Don Alfred, como padre recién estrenado de un precioso bebé que aún no sabe que la noche es para dormir, pero que ya va a aprender, quisiera pedirle los consejos que debo dar a mi hijo conforme pasan los años. De salud física, mental, etcétera, ¿qué me puede recomendar?

R. Don Gwen, su pregunta es una buena oportunidad para compartir consejos generales y básicos para todos los hombres, padres, hijos, hermanos, abuelos, bisabuelos, etcétera, y que no sólo los puedan discutir, sino también practicar. Recuerdo con algo de risa que en alguna ocasión mi doctor me comentó que: “Todos los hombres, en algún momento de su vida, van a tener problemas de próstata, algunos más temprano que otros, algunos más graves, pero absolutamente todos los hombres deben asumir que los tendrán y, por su salud y el bienestar de sus familiares, deben hacerse los chequeos anuales a partir de los 40 y platicarlo con su pareja”. Nota personal que “aquí a mi derecha” es extremadamente proactiva en esto de la salud física y mental, principalmente preventiva. Además de la próstata, los dientes, la vista y la piel, éstos son los temas que debemos abordar en cuanto a salud física:

Salud sexual, donde debemos hablar sobre sexo seguro, consentimiento, prevención de ETS y relaciones responsables. Hay que animar a la comunicación abierta sobre preguntas y preocupaciones de salud sexual. Uso de sustancias y hablar sobre los riesgos del alcohol, el tabaco y otras drogas. Servir como guía de su hijo para que tome decisiones informadas y reconozca las señales de advertencia de adicción. Imagen corporal y autoestima ayudando a su hijo a desarrollar una imagen corporal saludable y fomentar la autoaceptación. Es muy importante promover expectativas realistas sobre los estándares corporales y el habla positiva de uno mismo. La higiene del sueño, muy descuidada, aparte del “que duermas bien”, y enfatizar la importancia de los buenos hábitos de sueño para la salud y el bienestar general. Consejos para establecer un horario de sueño regular y crear una rutina relajante para ir a la cama.

* Nutrición e hidratación: hable sobre la importancia de comidas equilibradas y nutritivas, mantenerse hidratado y evitar los alimentos procesados. Guíe a su hijo para que tome decisiones alimenticias saludables y desarrolle sus propias habilidades culinarias.

* Protección solar: eduque a su hijo sobre los riesgos del cáncer de piel y la importancia de la protección solar. Anime al uso regular de protector solar y hábitos seguros al sol, como usar sombreros y ropa protectora.

* Prevención de lesiones: discuta las prácticas seguras para las actividades físicas y los deportes. Anime al uso adecuado de equipo de seguridad, rutinas de calentamiento y evitar comportamientos imprudentes.

* Salud mental y emocional:

– Manejo del estrés: enseñe a su hijo mecanismos saludables para controlar el estrés, como el ejercicio, técnicas de relajación o hablar con una persona de confianza.

* Desarrollar resiliencia: comparta sus propias experiencias de superar desafíos y anime a su hijo a desarrollar resiliencia frente a los reveses.

– Relaciones saludables: discuta la importancia de la comunicación, el respeto y los límites emocionales en todas las relaciones.

* Más allá de la salud física y mental:

– Educación financiera: enseñe a su hijo habilidades básicas de administración de dinero, presupuesto, gasto responsable y la importancia de construir crédito.

– Responsabilidad personal: anime a su hijo a responsabilizarse por sus elecciones, acciones y obligaciones. Promueva la responsabilidad personal y una ética de trabajo fuerte.

– Conciencia social y activismo: discuta los problemas sociales que le importan y anímelo a involucrarse en su comunidad. Promueva la empatía, el pensamiento crítico y la defensa de lo que cree.